Un foro ZOMBIE de BOMBEROS, con ACTIVIDAD ZERO
El sitio del foro es este, desde 2016
http://bitacorabombero.foroactivo.com/
Un foro ZOMBIE de BOMBEROS, con ACTIVIDAD ZERO

Bomberos ZONA MUERTA
 
PortalÍndiceRegistrarseConectarseFAQBombero en FacebookBitácora de Bombero

Comparte | 
 

 Síndrome de Burnout

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
BURNOUT

avatar

Cantidad de envíos : 2069
Bombero : BURN-OUT
Fecha de inscripción : 29/12/2007

MensajeTema: Síndrome de Burnout   11th Enero 2008, 15:53

¿Qué es el S. del Burnout? [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Se trata de un Síndrome clínico descrito en 1974 por Freudemberg, psiquiatra, que trabajaba en una clínica para toxicómanos en Nueva York. Observó que al año de trabajar, la mayoría
de los voluntarios sufría una progresiva pérdida de energía, hasta llegar al agotamiento síntomas de ansiedad y de depresión, así como desmotivación en su trabajo y agresividad con los pacientes.


En las mismas fechas,la psicóloga social Cristina Maslach, estudiando las respuestas emocionales de los profesionales de ayuda, calificó a los afectados de “Sobrecarga emocional” o síndrome del Burnout (quemado.)

Esta autora lo describió como “un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal” que puede ocurrir entre individuos que trabajan con personas.

Incluye:

Agotamiento emocional, que se refiere a la disminución y pérdida de recursos. emocionales
Despersonalización o deshumanización, consistente en el desarrollo de actitudes negativas, de insensibilidad y de cinismo hacia los receptores de servicio prestado.

Falta de realización personal, con tendencias a evaluar el propio trabajo de forma negativa, con vivencias de insuficiencia profesional y baja autoestima personal Síntomas físicos de estrés, como cansancio y malestar general.
Volver arriba Ir abajo
BURNOUT

avatar

Cantidad de envíos : 2069
Bombero : BURN-OUT
Fecha de inscripción : 29/12/2007

MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   11th Enero 2008, 15:56

...Qué es eso llamado Burnout ?

Al hablar de Estrés Laborar, encontramos un síndrome del que se conoce muy poco, aunque en nuestra realidad hospitalaria estamos en contacto con él más frecuentemente de lo que podemos imaginar. Éste síndrome (cuya traducción del ingles al castellano significa “estar quemado” se caracteriza, como ya veremos más adelante, por tres componentes importantes, que están relacionados con factores personales o individuales y en relación la relación con el paciente. Estas mismas características deben ser tenidas en cuenta al momento de hablar o pensar acerca de la prevención o el tratamiento.


¿Qué es el Síndrome de Burnout?

Es un tipo específico de estrés laboral, padecido por los trabajadores de salud ( también de los docentes), que en su voluntad por adaptarse y responder eficazmente a un exceso en las demandas y presiones laborales, se esfuerzan de modo intensivo y sostenido en el tiempo, con una sobreexigencia y tensión que originan importantes riesgos de contraer enfermedades y afectan negativamente el rendimiento y la calidad del servicio profesional. Es definido como la respuesta a una situación laboral estresante crónica que se centra, principalmente en el mercado laboral de prestaciones de servicios.

Fue descrito por primera vez en 1974 por Freudemberg, psiquiatra que trabajaba en una clínica para toxicómanos en Nueva York, allí trabajando observó que luego de un año, la mayoría de los voluntarios sufrían una pérdida gradual de energía hasta llegar al agotamiento, además de síntomas de depresión y ansiedad. También Cristina Maslach, psicóloga social, realizando un estudio sobre las respuestas emocionales de los profesionales en las ciudades, denominó a estos síntomas de “sobrecarga emocional” o “Síndrome de Burnout”, lo describió como un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal (sentimientos de inadecuación y fracaso), que puede ocurrir entre individuos que trabajan con personas. (Maslach-1982)

Los componentes o características principales del síndrome son:

-cansancio emocional: hay una disminución y pérdida de recursos emocionales que corresponde al nivel de sentirse abrumado emocionalmente (desgaste, agotamiento, fatiga, imposibilidad para disfrutar de la tares)

-despersonalización: comprende la respuesta impersonal y la falta de sentimientos por los sujetos atendidos, expresado en actividades negativas de insensibilidad y cinismo hacia los receptores del servicio (hostilidad y actividades negativas hacia los pacientes y los propios compañeros de trabajo). Elemento clave del Burnout

-sentimientos de inadecuación: o baja realización personal en el trabajo, se evalúa el propio trabajo de forma negativa con reproches de no alcanzar los objetivos propuestos, con vivencias de insuficiencia personal y baja autoestima profesional (se observan respuestas negativas hacia sí mismo y su labor. Autoreclusión familiar-social, pérdida de interés, estado depresivo)



Hay distíntos factores predisponentes del Síndrome, estos son:

1.Factor laboral: “el trabajo es la principal causa de estrés laboral”(OCBA), salarios bajos, inestabilidad laboral, amenaza de mala praxis, sobreexigencias, ambigüedades de los fines y objetivos de la institución.

2.Factores individuales: esto denota los rasgos vulnerables de la persona: entre ellos, debilidad en recursos socio-afectivos, además de baja autoestima, poca comunicación, con bajo umbral de tolerancia hacia la frustración, falta de motivación para ejercer la profesión, poca antigüedad (inexperiencia en servicio), personalidad de tipo A (adictos al trabajo, omnipotentes en la tarea, desinterés por el tiempo libre); imposibilidad de disfrutar de la tarea, falta de flexibilidad y adaptabilidad creativa.

3. Relaciones interpersonales: falta de comunicación clara y flexible en el ambiente laboral y personal; liderazgo con autoritarismo no con autoridad; ausencia de redes de apoyo social (colegas, amigos, familia); trabajo individual en lugar de trabajo en equipo.

4. Naturaleza de la tarea: el trabajo directo con los pacientes y su familia; que demandan exigencias emocionales. El contacto permanente con el sufrimiento, la enfermedad y la muerte, el volumen de trabajo y las presiones para realizarlo, luchas profesionales por jerarquización y reconocimiento.
Características generales del Burnout:

Aparece en forma brusca: aparece de un día para el otro, lo que varía es la intensidad dentro del mismo individuo. Es frecuente que sea dificil precisar hasta que punto padece el síndrome o es el propio desgaste profesional y donde está el limite entre una cosa y otra.

Negación: se tiende a negar, ya que suele vivirse como un fracaso profesional y personal. Los compañeros son los primeros que lo notan y esto es muy importante para el diagnóstico precoz.

Fase irreversible: entre el 5 y el 10 % de los casos, el síndrome resulta irreversible y actualmente la única solución es el retiro de los cuidados asistenciales. Por lo tanto, es importante la prevención, ya que normalmente el diagnóstico precoz es complicado y la línea que separa el desgaste del Burnout es muy delgada.

Este síndrome se desarrolla en tres fases, éstas son contínuas pero fluctuantes en el tiempo. Dichas fases se presentan con las respectivas manifestaciones que surgen de la discrepancia entre las expectativas e ideales individuales y la realidad de la vida laboral cotidiana que produce una disminución del sentido de logro, que se transforma en sentimientos de abatimiento o insatisfacción.

-fase de desequilibrio entre las demandas y los recursos: aparece una situación de estrés psicosocial, las manifestaciones de ésta fase son reflejadas a nivel psíquico: entre ellas encontramos el uso de drogas (alcohol, psicofármacos, drogas psicoactivas), ansiedad, superficialidad en el vínculo con los demás. Estas manifestaciones deben ser tratadas a tiempo, ya que pueden llevar a otros síndromes más complejos (depresión, síndrome de fatiga crónica y el suicidio)

-fase de tensión psicofísica: las manifestaciones se presentan a nivel orgánico: desórdenes gastrointestinales (úlceras, dispepsia, etc), disfunciones cardíacas (hipertensión arterial, aumento del colesterol), metabólicas (diabetes) además se pueden presentar trastornos del sueño, disfunciones sexuales (disminución del deseo, impotencia, anorgasmia), enfermedades psicosomáticas, depresión del sistema inmune.

-fase de cambios conductuales: a consecuencia de un afrontamiento defensivo y huidizo que dá lugar a evitar labores estresantes y provocan un alejamiento personal, que produce manifestaciones observadas en la relación entre el profesional y el paciente, y estos son: aburrimiento y desinterés por la profesión, conductas de violencia física y psicológica, intervención, intervención cínica, irritabilidad con las personas objeto de las tareas, falta de concentración, deficiencia en la comunicación, baja calidad de asistencia o rendimiento.



Síntomas del Sindrome:

Físicos: fatiga crónica, contracturas musculares, alteraciones gastrointestinales, palpitaciones, urticarias.

Psíquicos: pérdida de concentración ( que puede llevar a mala praxis), alteraciones en el sueño, irritabilidad, negativismo que se manifiesta en la falta de cooperación, sentimientos de frustración, depresión, imagen personal descuidada.

Sociales: Conflictos laborales (formación de pequeños grupos caracterizados por rebeldía, baja productividad y rechazo a los cambios) y Conflictos Familiares (agresividad, poca tolerancia, abandono, divorcio, etc) Por último, y no por eso menos importante, hablaremos de la prevención del síndrome, para esto hay tres pilares fundamentales:

Comunicación fluida, que todos puedan expresar sus vivencias y emociones, esto ayuda a disipar tensiones y angustias, favoreciendo la comprensión de cada uno de los integrantes del equipo, Surgiendo los grupos de reflexión.

Recreación: a través del deporte, relajación, actividades plásticas, musicales y culturales.

Capacitación: dentro del lugar de trabajo, fomentando reuniones donde se debatan casos con el fín de mejorar la satisfacción profesional.

Citación :
BIBLIOGRAFIA CONSULTADA:-María I. Perez Jauregui “Cuando el estrés laboral se llama Burnout”. Causas y estrategias de Afrontamiento. Universidad Libros. Buenos Aires- 2000 -Graciela Tonon. “Calidad de Vida y Desgaste Profesional. Una Mirada Sobre el Síndrome de Burnout”. Espacio Editorial. 1era. Edición- 2003- Buenos Aires. -Lic. Nidia Nosseto. Estrés Laboral – Síndrome de Burnout. Cátedra de Enfermería en Salud Mental - FCVS- 1999
Volver arriba Ir abajo
BURNOUT

avatar

Cantidad de envíos : 2069
Bombero : BURN-OUT
Fecha de inscripción : 29/12/2007

MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   11th Enero 2008, 15:57

El síndrome del quemado laboral (“burnout”) [GDD1]


Una de las formas de estrés[GDD2] que ha suscitado mayor interés en los últimos decenios ha sido la conocida como el “síndrome del quemado laboral”,[GDD3] desarreglo de la C.L. caracterizado por estar asociado a un estado de agotamiento físico, emocional y mental producido por haber permanecido, durante períodos estables, de extensa duración y de alta
implicación, con personas en situaciones de alta demanda social[1][GDD4] ; de esta patología de la C.L. son síntomas:

ü La sensación de agotamiento y el sentimiento de no disponibilidad de recursos emocionales para reaccionar ante las situaciones que se producen en el entorno, junto con la percepción de incapacidad para seguir afrontando las responsabilidades laborales y las exigencias de los destinatarios de los servicios del puesto de trabajo que el sujeto afectado por esta patología detenta (“Agotamiento emocional”);

ü El trato despersonalizado, con elevados niveles de cinismo tanto hacia los receptores de las prestaciones del puesto de trabajo de la persona que padece “burnout” como respecto de los compañeros de actividad laboral (“Despersonalización”);

ü La tendencia generar autopercepción negativarespecto de las competencias y posibilidades de éxito (“Deterioro de la percepción de autoeficacia”).

Los efectos que tiene sobre la conducta laboral esta patología son muy diversos e importantes:

ü Disminución de la autoestima, depresión,irritabilidad, ansiedad, fatiga, insomnio, perturbaciones gástricas, etc.[2];

ü Deterioro de la calidad de las relacionesinterpersonales (amigos, familia, colegas, etc.)[3];

ü Incremento del absentismo y abandono laborales,disminución del rendimiento, insatisfacción con la tarea, etc.[4]

Cordes y Dougherty[5]han desarrollado un interesante modelo explicativo de el proceso mediante elcual se adquiere esta patología:

La interpretación de este modelo ha de hacerse a partir de las siguientes proposiciones:

1. La existencia de altos niveles de demanda para la realización del trabajo es el determinante primario del agotamiento emocional. Estas demandas incluyen sobrecarga laboral en:

o
Conflictividad del puesto de trabajo;
o Contactos personales en el ejercicio de las funciones laborales directos, frecuentes y
extensos;

1. Si se producen altos niveles de demanda laboral sobre el individuo, se facilita la propensión al agotamiento emocional. Los trabajadores de menor edad y los que se forman altas expectativas de rendimiento en el desempeño de sus puestos de trabajo y respecto de la organización en su conjunto, así como aquello que convierten su actividad laboral en el centro de su vida, tienen mayores riesgos de padecer agotamiento emocional.

2. La presencia de altos niveles de agotamiento emocional son el primer desencadenante de la despersonalización, siendo esta proposición especialmente verificable en trabajadores varones que han sido socializados laboralmente de forma altamente profesionalizada e impersonal.

3. Quienes experimentan agotamiento emocional son más proclives a “cosificar” a las personas con las que se relacionan laboralmente, intensificándose esta tendencia si trabajan en un ambiente burocrático, rígido, con escasa o nula participación en la adopción de decisiones y con un sistema de incentivos no equitativo respecto de las contingencias organizacionales (eficacia, eficiencia, dedicación, etc.).

4. Los trabajadores que padecen altos niveles de despersonalización alteran sus relaciones con los “clientes”, con los colegas y con la organización de forma tal que inhiben su percepción de autoeficacia.

5. Cuando las personas juzgan que su esfuerzo no es apreciado, o que es inefectivo o inadecuado, disminuyen la autovaloración de sus capacidades.

6. La disponibilidad de recursos que tiene la persona para proteger su sensación de bienestar laboral amortigua el efecto del proceso que instaura la patología del “quemado laboral”.

7. La percepción de soporte organizacional y personal minora el riesgo de agotamiento emocional, despersonalización y deterioro de la autoevaluación de competencia personal.
Volver arriba Ir abajo
BURNOUT

avatar

Cantidad de envíos : 2069
Bombero : BURN-OUT
Fecha de inscripción : 29/12/2007

MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   11th Enero 2008, 16:06

Uno de los estudios longitudinales más interesantes acerca del “síndrome del quemado laboral” en organizaciones escolares ha sido conducido por Burke y Greenglass[6], autores que distinguen entre:

1. Factores que influyen en el origen de este tipo de estrés:

ü Individuales y situacionales (edad, tiempo de permanencia en el centro educativo en el que ejercen, tipo de institución escolar de la que forman parte, estado civil, sexo, nivel profesional, antigüedad profesional, tiempo de desempeño del actual puesto de trabajo, nivel académico,
situación familiar).

ü Circunstancias y condiciones estresantes:
o Capacitación y orientación profesional adecuadas/inadecuadas (“La formación que he recibido para el desempeño de mi puesto actual de trabajo me permite/no me permite
realizar con eficacia mis funciones”).

o Carga laboral (“Ocupo/no ocupo, habitualmente, casi todo el tiempo de que dispongo en la realización de mi trabajo”).
o Ausencia/presenciade estímulos laborales adecuados (“Mi trabajo es/no es estimulante para el desarrollo personal”).
o Índole conflictiva (“En mi trabajo afronto/no afronto constantemente problemas que afectan a las personas con las que mantengo relaciones laborales”).
o Objetivos precisos/ambiguos (“En la institución de la que formo parte existe/no existe una formulación clara e inequívoca de metas y cuenta con una “filosofía laboral” explícita”).
o Autonomía (“Tengo/no tengo capacidad de decisión y control sobre el trabajo que realizo”).
o Aislamiento (“Cuando me enfrento con dudas, tengo/no tengo ayuda para salir de ellas”).
o Expectativas cumplidas/no cumplidas (“En general, el trabajo que realizo, y las expectativas
que me formé acerca de la actividad laboral, se corresponden/no se corresponden con lo que esperaba al incorporarme a la organización”).
o Ambigüedad (Conozco/no conozco exactamente lo que la organización espera de mi”).
o Participación (“Habitualmente, tengo/no tengo la oportunidad de dar mi opinión acerca de lo
que conviene y no conviene hacer en el desempeño de mi trabajo”).

ü Soporte social (por parte de los superiores, colegas, familiares, amigos).
Volver arriba Ir abajo
BURNOUT

avatar

Cantidad de envíos : 2069
Bombero : BURN-OUT
Fecha de inscripción : 29/12/2007

MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   11th Enero 2008, 16:10

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
"Es necesario que las administraciones públicas mejoren
sus políticas de prevención de patologías psicosociales"

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]Descargar
documento PDF
(423 KB)
Volver arriba Ir abajo
BURNOUT

avatar

Cantidad de envíos : 2069
Bombero : BURN-OUT
Fecha de inscripción : 29/12/2007

MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   11th Enero 2008, 16:15

[PDF] Sobre el Síndrome de Quemado (Burnout)

Indice de contenidos[size=12

]I. INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
[/size]

7II. ¿QUÉ ES EL “BURNOUT” O “SÍNDROME DE ESTAR QUEMADO”

PROFESIONALMENTE? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
9
III. FACTORES DE RIESGO: LOS DESENCADENANTES DEL SQT . . . . . . . . 15
IV. CONSECUENCIAS DEL SÍNDROME DEL QUEMADO:

DAÑOS A LA SALUD Y COSTES ECONÓMICOS DE LA
NO PREVENCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21

V. EL MARCO REGULADOR: HAY OBLIGACIÓN LEGAL DE

PREVENIR Y REPARAR COMO ENFERMEDAD DEL TRABAJO
EL “SQT” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25

VI. GESTIÓN PREVENTIVA DEL RIESGO DE “SQT”:

MEDICIÓN Y MEDIDAS DE INTERVENCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27
Identificación del problema: ¿cómo medir el SQT? . . . . . . . . . . . . . . . 27
– Métodos de Intervención Preventiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30
2.1. Medidas generales de acción preventiva . . . . . . . . . . . . . . . . . 30
2.2. Medidas específicas de prevención del SQT como situación
de estrés crónico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31

Anexo I.

Sentencias relacionadas con el Burnout . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35

Anexo II.

Acuerdo marco europeo sobre el estrés laboral . . . . . . . . . . . . 39


Anexo III. Bibliografía y enlaces . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43

Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
Normas y Notas técnicas del I.N.S.H.T. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
Enlaces de interés . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45

Volver arriba Ir abajo
Admin
Admin
Admin
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 2923
Edad : 48
Bombero : Hasta que el Cuerpo Aguante
Fecha de inscripción : 24/12/2007

MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   28th Julio 2008, 17:46

BOMBEROS - FIREMEN

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
La A.P.B.P (Agrupación Profesional Bombers de Palma) es una agrupación profesional, formada por miembros del Cuerpo de Bomberos de Palma, sin ningún tipo de afiliación política y con una independencia total con respecto a los sindicatos. Ha sido constituida con la finalidad de mejorar las condiciones profesionales del servicio de bomberos, en beneficio del ciudadano y del mismo cuerpo

correo: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] También aumenta la jerarquía y la incomunicación. Aumentan los trámites y las reglas, los 'conductos reglamentarios' y la burocracia, los impedimentos, la estratificación. En cuanto a las bajas, buena parte dé ellas están motivadas por el acoso psicológico a que nos someten los responsables, con actos y escritos que atentan contra nuestra dignidad, degradando el clima laboral, comportándose de forma abusiva, mermando nuestra integridad física y psíquica, perdiéndose productividad

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]. El texto jurídico subraya que las leyendas "no rebasan el ámbito de la libertad de expresión" e insiste en que al tratarse el destinatario del mensaje de un personaje público, "ha de soportar las críticas aunque duelan o inquieten".

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] La Dirección Provincial de la Seguridad Social en Málaga ha emitido una resolución casi sin precedentes: ha reconocido el mobbing o acoso laboral como causa de invalidez para un trabajador.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Lo que ha habido es una sutil perversión inimaginable en la administración pública local, y mucha mala leche. Pero el camino para que se me haga justicia no ha hecho más que empezar.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] 20.05.2002

El Sindicat Professional de Polícies Locals i Bombers de la Comunitat Valenciana (SPPLB-CV) i la Asociación Benicense Cultural Deportiva de Policias Locales (ABCD-PL) organitza hui, dimecres 19 de desembre 2001, una [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]. Estes entitats organitzen esta conferència, la primera d´estes carecterístiques en el País Valencià, conscients del relleu del tema i de les importants implicacions que té en el context laboral, social i mediàtic, dirigida sobre tot als treballadors dels cossos i forçes de seguretat i bombers. L´assetjament moral en el treball s´anomena amb el terme anglès "mobbing" que descriu un fenòmen que consisteix en el desplegament d´una sèrie de conductes i activitats per part d´un treballador contra un altre company amb grans possibilitats d´abandonament o expulsió del seu lloc de treball. ("[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]" 19/12/2001 Edició: Benicàssim )

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Homepage.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] discussion group, mailing list and chat.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Women in the Fire Service, Inc., is a non-profit organisation providing advocacy, networking and educational resources for fire service women, and information on gender-integration issues to the fire service as a whole. Their membership includes women and men in the fire and rescue services throughout the U.S. as well as in Canada and overseas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] An independent UK contact and support forum that aims to promote fairness at work and uphold the dignity of both women and men. NWFS, The Old Post Office, 35 High Street, Irthlingborough, Northants, NN9 5TE England

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]A new initiative of and for women within Kent Fire Brigade to promote a harmonious and professional workplace for women and men.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Aims to promote inter-racial progress throughout the fire service; to promote the recruitment and advancement of black fire-fighters;

to collect and evaluate data on all deleterious conditions incumbent in all areas where minorities exist;

to compile information concerning the injustices that exist in the working conditions in the fire service, and to implement action to correct them.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Information Exchange Page (USA)

Volver arriba Ir abajo
http://bomberos.forum2.biz
Admin
Admin
Admin
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 2923
Edad : 48
Bombero : Hasta que el Cuerpo Aguante
Fecha de inscripción : 24/12/2007

MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   28th Julio 2008, 17:54

El estrés laboral está considerado por la Unión Europea como el segundo problema de salud más frecuente tras los trastornos musculoesqueléticos y su coste anual en Europa se ha llegado a cifrar en 20.000 millones de euros.

En el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), organismo dependiente del Ministerio de Trabajo, se ha presentado hoy el libro 'Estrés. Aspectos médicos', en el que, su autor, César Martínez Plaza, analiza uno de los factores que está incidiendo de manera significativa en las condiciones de salud y seguridad en el trabajo.

El estrés puede causar depresión, ansiedad, apatía, falta de concentración, problemas con el alcohol o con las drogas y problemas endocrinos, y también puede inducir al desencadenamiento de numerosas enfermedades, siendo las más típicas las afecciones cardiovasculares, las digestivas, las respiratorias, las neurológicas y el cáncer, entre otras muchas.

En el trabajo, las consecuencias del estrés afectan a la productividad, existe mayor riesgo de sufrir accidentes laborales y aumenta el absentismo. En el ambiente laboral se registran cinco tipos de estrés. El primero es el estrés propiamente dicho, que se puede dar en cualquier actividad laboral y consiste en hiperactividad emocional con predominio de daño fisiológico.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] El segundo es el síndrome de 'burnout' o de 'estar quemado', que se origina sobre todo en profesiones que implican ayuda y/o atención de la salud. En este tipo de estrés predomina el daño emocional con efectos negativos y sus manifestaciones clínicas son alteraciones del estado de ánimo, metabólicas y cardiovasculares.

En tercer lugar se encuentra el 'mobbing' o acoso psicológico en el trabajo, que se basa en un falta de respeto y de consideración respecto del derecho a la dignidad del trabajador. Los mayores perjudicados por esta forma de estrés son los trabajadores del sector serviciosy los de administraciones públicas. Sus efectos son trastornos físicos y psíquicos, como conductas autolesivas, que pueden implicar ruptura familiar y/o suicidio.

El cuarto tipo es el síndrome agudo de estrés y de estrés postraumático, consecuencia de una experiencia muy traumática que implica una amenaza seria a la seguridad o integridad física. Provoca trastornos de ansiedad que afectan, fundamentalmente, a los integrantes de los Cuerpos de Seguridad del Estado, a bomberos, equipos de rescate, personal de agencias bancarias o comercios expuestos a acciones delictivas, y a trabajadores que sufren un accidente laboral grave o con riesgo de muerte.

El quinto y último es el 'Karoshi', un término que procede de Japón y que se refiere a una clase de estrés que puede provocar la muerte por exceso de trabajo en entornos laborales muy exigentes, por razones de producción y productividad.

MÁS DE LA MITAD DE LOS TRABAJADORES TIENE ESTRÉS.

La última encuesta de condiciones de trabajo elaborada por el INSHT refleja que más de la mitad de las personas entrevistadas padecía estrés.

Para uno de cada cinco encuestados, resulta "incuestionable" que el trabajo afecta a la salud, siendo las principales consecuencias el dolor de espalda, el estrés y el dolor de cuello o nuca.

Las patologías más comunes asociadas al estrés son el cansancio, la alteración del sueño y las cefaleas. El nivel de estrés más elevado lo sufren los directivos, con un 28,7%, seguido de los profesionales (23,6%), los que tienen estudios universitarios (21,8%), los técnicos (19,6%) y los trabajadores de servicios (19%).
Volver arriba Ir abajo
http://bomberos.forum2.biz
Invitado
Invitado
avatar


MensajeTema: EL MOBBING Y EL BURNOUT   19th Diciembre 2008, 00:51

EL MOBBING Y EL BURNOUT

La sintomatología que presentan las personas acosadas laboralmente, es semejante a la sintomatología del burnout o desgaste profesional.

El burnout se origina cuando las estructuras organizativas, condenan al fracaso la dedicación y el empeño profesional y no se vislumbran alternativas de cambio, lo cual produce en el trabajador una desmotivación emocional y cognitiva, y una disminución de los valores e intereses que fueron importantes para la persona en algún momento de su vida.

CONSECUENCIAS DEL BURNOUT
Entre las consecuencias del burnout, se encuentran alteraciones físicas y de salud, como, sentimientos de agotamiento emocional y cognitivo, desesperación, impotencia, agobio emocional, actitudes negativas hacia el propio trabajo y hacia las personas con las que se trabaja, deterioro de las situaciones y relaciones extralaborales, incapacidad de aparcar los problemas laborales, irritabilidad y hostilidad.

El burnout y el acoso laboral o mobbing surgen en contextos muy diferentes.

El burnout hace referencia a un proceso en el cual el trabajador va viendo defraudadas paulatinamente las expectativas que tenía respecto a su trabajo, generalmente por un exceso de exigencia que viene acompañado con escasez de recursos, falta de reconocimiento institucional del esfuerzo y trabajo efectuado y que estos esfuerzos realizados no se corresponden con la satisfacción o los resultados obtenidos. Los aspectos organizativos que influyen en el burnout son, la falta de formación y de información sobre las tareas asignadas al puesto de trabajo y la imposibilidad de poner en practica sus ideas con respecto a cómo ha de ser realizado.

El burnout es frecuente en profesionales que se deben de enfrentar al sufrimiento físico y psíquico de los demás, de ayudar en situaciones difíciles, tener la sensación de poder hacer poco o nada para solucionar el problema y que estas situaciones estas caracterizadas por la urgencia y la toma de decisiones, complejas y graves.

El desgaste profesional, es un síndrome caracterizado por:
a) Cansancio emocional y agotamiento, como insatisfacción laboral, pérdida de interés e ilusión, fatiga e indefensión.
b) Despersonalización, la persona se muestra agresiva, hostil, cínica, fría y falta de empatía hacia los demás.
c) Sentimiento de escasa realización personal y profesional, como desvalorización del propio trabajo y sentir que no se pueden cambiar las cosas. (Maslac y Jackson. 1981).




SEMEJANZAS ENTRE BURNOUT Y MOBBING.
Las principales semejanzas entre el burnout y el mobbing son: la falta de una red de apoyo social y profesional; cambios negativos en la personalidad de la víctima; intención de abandonar la organización; elevado absentismo; disminución de la productividad y bajo rendimiento; deterioro de las relaciones interpersonales tanto en la vida social, relaciones de pareja y vida familiar así como efectos en la economía y en la esfera profesional de la víctima.


DIFERENCIAS ENTRE BURNOUT Y MOBBING.
La primera diferencia está en el origen, en el caso del mobbing el origen es el comportamiento activo de alguien, en el burnout es el comportamiento pasivo de la institución.
El mobbing se puede producir por decisiones organizacionales o personales, la víctima no ha hecho nada, pero es elegida por alguien, el burnout se produce por la alta implicación y entrega a la causa por parte del afectado, y la víctima no es designada por nadie de antemano.
La finalidad que persigue el mobbing es el aniquilamiento laboral y personal, en el burnout, no se persigue finalidad, sino que sobreviene por las condiciones laborales.
La afectación en el mobbing es individual, el burnout afecta a gran parte de los trabajadores de la institución.
El mobbing se da primero una desmotivación personal y luego laboral y en el burnout ocurre lo contrario lo primero de la desmotivación laboral y luego la personal



José Manuel Lantero Fernández
Psicólogo
Presidente de Asascapt.
Volver arriba Ir abajo
BURNOUT

avatar

Cantidad de envíos : 2069
Bombero : BURN-OUT
Fecha de inscripción : 29/12/2007

MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   26th Diciembre 2009, 23:31

Síndrome de Burnout o agotamiento profesional

Estar cansado y desmotivado en el trabajo pueden ser síntomas del Síndrome de Burnout, también conocido como "estar quemado" o agotamiento profesional[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Estar cansado, desmotivado y sin ganas de trabajar depende de muchos factores, sin embargo a mediados de los años 70 se empezó a advertir ciertas conductas y síntomas de agotamiento en profesionales de la salud que fueron descritas por un psiquiatra norteamericano y denominados con el nombre de síndrome de Burnout o "estar quemado".

En este estudio realizado en una clínica de toxicómanos, se observó que al cabo de un año de trabajo, la mayoría del personal sufría de pérdida progresiva de energía, agotamiento, ansiedad y depresión, desmotivación en su trabajo y agresividad para con los pacientes y con ello bajo rendimiento laboral.

Estudios posteriores demostraron los mismos síntomas en personas que trabajan en contacto directo con otras personas y bajo una fuerte presión.

Entre los factores detectados como de riesgo para generar un empleado "quemado" se encontraron los siguientes:

- Problemas internos entre la empresa y el individuo.

- Desorganización en el ámbito laboral que pone en riesgo el orden y la capacidad de rendimiento del empleado.

- Falta de claridad en los roles y tareas.

- Cargas de trabajo desiguales.

- Bajos incentivos económicos.

- Falta de reconocimiento en el trabajo.

- Lugar insalubre.

- Falta de equipo y herramientas para realizar las tareas encomendadas.

- Falta de capacidad de adaptación personal.

-Ambiente frío, agresivo y desmoralizante por parte de los directivos.

- Incertidumbre por falta de metas y objetivos precisos.

- Inseguridad laboral y/o en las condiciones económicas y de estabilidad en el trabajo.

- Ambiente social desagradable.

- Exceso de horas de trabajo, sin remuneración de ningún tipo.

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado
avatar


MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   8th Febrero 2010, 23:10

El Síndrome de Burnout (o desgaste profesional)

Existen varias sentencias del Tribunal Supremo que reconocen este síndrome como una dolencia psíquica causante de períodos de incapacidad laboral, así como accidente laboral.

Afecta a gran cantidad de profesionales de tipo asistencial o de ayuda a los demás. Hasta un 20-30% de los médicos, profesores, policías locales, enfermeras y asistentes sociales están afectados.

Uno de los factores que determinan que aparezca un desgaste profesional es la frustración continuada a la hora de lograr las expectativas que tenía la persona a priori. Por tanto, se queman más y en menos tiempo los profesionales que más se implican a nivel personal y profesional.

"Se queman más y en menos tiempo los profesionales que más se implican a nivel personal y profesional"

Cuanto más idealista y altruista sea nuestro concepto de la profesión a desarrollar, mayor es el choque con la realidad. Y por tanto, mayor es la posibilidad de quemarnos.

En 1977 Maslach y Pines definieron el término Burnout como un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal, que afecta a individuos que atienden o ayudan a otras personas. Suele ser una respuesta al estrés crónico que aparece cuando trabajamos en contacto directo con otras personas y en condiciones laborales dificultosas.

Burnout como un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal, que afecta a individuos que atienden o ayudan a otras personas

No es más que el resultado de un fallo continuo de las estrategias que la persona utiliza para afrontar los conflictos con los que se va encontrando.

Suele generar en las personas afectadas un deterioro del rendimiento, actitudes agresivo-pasivas con los pacientes/clientes, la pérdida de responsabilidad y de la motivación para llevar a cabo la faena laboral.

Existe una serie de factores de riesgo que pueden llevar a una persona a padecer el temido Síndrome de Burnout, el cual, a su vez, se caracteriza por una serie de síntomas típicos. Tanto factores de riesgo, como síntomas del Síndrome de Burnout, los encontrarán en el siguiente enlace.

¿Cómo se mide el grado de Burnout? Existe un test: El Maslach Burnout Inventory (MBI), un cuestionario de 22 preguntas que ha de rellenar el propio paciente, y que valora los sentimientos y actitudes en el trabajo, en relación con 3 aspectos fundamentales:

1. El cansancio emocional. Sentirse exhausto por las demandas en el trabajo. Esto se ve reflejado en una pérdida progresiva de energía, desgaste, agotamiento, fatiga…

2. La denominada despersonalización. Mide el grado de frialdad y distanciamiento en las relaciones con los clientes. Se mide según la irritabilidad, actitudes negativas, respuestas frías e impersonales, e incluso agresividad hacia los clientes/pacientes/alumnos.

3. Falta de realización personal: Mide el grado en que nuestra labor ha cubierto las expectativas en cuanto a competencia, y obtención de los objetivos que nos habíamos propuesto personal y laboralmente.

Tanto el test como la explicación del mismo los pueden encontrar aquí.

¿Y qué hemos de hacer desde Atención Primaria cuando detectamos un paciente con sospecha de Burnout?

Aquí existen una serie de consejos útiles para recomendar a las personas con un claro síndrome de Burnout.

Fuente consultada: Guía de Actuación en Atención Primaria, 3ª edición

Por el Dr. Francisco Marín (Atención primaria) Más información aquí

Volver arriba Ir abajo
BURNOUT

avatar

Cantidad de envíos : 2069
Bombero : BURN-OUT
Fecha de inscripción : 29/12/2007

MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   3rd Julio 2011, 11:42

El Burnout o Síndrome del Quemado
Autor: Mª Esperanza Serrano Ferrer
Código:
http://administracionpublica.com/el-burnout-o-sindrome-del-quemado/
El burnout se define como "una respuesta al estrés laboral crónico integrada por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional, así como por la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado. Esta respuesta ocurre con frecuencia en los profesionales de la salud y, en general, en profesionales de organizaciones de servicios que trabajan en contacto directo con los usuarios de la organización" Las principales causas del «síndrome del quemado» en el ámbito psicológico tienen que ver con el exceso de tensión y de trabajo. El remedio es no implicarse demasiado en el trabajo ni poner en él demasiadas expectativas, sabiendo canalizar adecuadamente la entrega al trabajo, y sobretodo, disfrutar de la familia y del tiempo libre. Integrando los diversos estudios que describen la transición por etapas del burnout, se pueden destacar cinco fases: Fase inicial, del entusiasmo ante el nuevo puesto de trabajo (no importa alargar la jornada laboral). Fase de estancamiento porque no se cumplen las expectativas profesionales (se empiezan a valorar las contraprestaciones del trabajo, percibiendo que la relación entre el esfuerzo y la recompensa no es equilibrada). Fase de frustración cuando el trabajo carece de sentido (cualquier cosa irrita) y la salud puede empezar a fallar. Fase de apatía como reacción defensiva (la tendencia a tratar de forma distanciada) y un afrontamiento defensivo-evitativo de las tareas estresantes. Fase de quemado cuando se produce el colapso emocional y cognitivo, fundamentalmente, con importantes consecuencias para la salud, pudiendo obligar al trabajador a dejar el empleo. ¿Te sientes identificado con alguna de ellas?

El denominado "síndrome del quemado" o "burn-out" no es nada nuevo, pero en España es un descubrimiento relativamente reciente y un problema laboral desde hace escasos años. Se define como "una respuesta al estrés laboral crónico integrada por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional, así como por la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado. Esta respuesta ocurre con frecuencia en los profesionales de la salud y, en general, en profesionales de organizaciones de servicios que trabajan en contacto directo con los usuarios de la organización." Las principales causas del «síndrome del quemado» en el ámbito psicológico tienen que ver con el exceso de tensión y de trabajo. En Génesis 17-24 Dios Dijo al hombre: "Porque hiciste caso a tu mujer y comiste del árbol que yo te prohibí, maldito sea el suelo por tu culpa. Con fatiga sacarás de él tu alimento todos los días de tu vida. Él te producirá cardos y espinas y comerás la hierba del campo. Ganarás el pan con el sudor de tu frente (…). Entonces expulsó al hombre del jardín de Edén, para que trabajara la tierra de la que había sido sacado”. Y así ha sido desde entonces en todos los rincones del planeta. Los romanos llamaban labor a lo que hoy conocemos por trabajo. La idea de trabajo estuvo asociada al sufrimiento y la tortura, ya que el término proviene de tripalium (tres palos) nombre de un instrumento de tortura del Siglo VI consistente en tres palos cruzados como un trípode al que los reos eran atados e inmovilizados mientras se les azotaba. De tripalium derivó tripaliare (torturar) y posteriormente la forma castellana “trebajo” (sufrimiento, sacrificio, dolor, esfuerzo) que encontramos documentada en la primera mitad del Siglo XIII.

Hoy han conseguido convencernos de que el trabajo no es sólo un deber, sino un derecho (art. 35 CE) necesario para el completo desarrollo del individuo, con el que además tenemos que sentimos realizados porque nos proporciona independencia y libertad. Es una bonita forma de decir que necesitamos trabajar para “ganar el pan con el sudor de nuestra frente”, porque, por mucho que lo adornemos, todos sabemos que en muchas ocasiones el trabajo termina por convertirse en una actividad alienante que no satisface las expectativas que se ponen en él. Se va formando entonces el trabajador quemado, al que se asocian una serie de síntomas que pueden influir tanto a nivel cognitivo, como somático y emocional: depresión, ansiedad, desánimo, falta de ilusiones, fatiga, nerviosismo y falta de concentración, irritabilidad, agresividad, labilidad emocional, apatía, inhibición del deseo sexual, carencia de expectativas de promoción, agotamiento físico y mental, pérdida de energía y sensación de frustración, astenia y agitación al mismo tiempo, ¬tics nerviosos, alteraciones gastrointestinales, insomnio, cefaleas, dolores de espalda, temblor de manos¬, alto ritmo en las palpitaciones o taquicardia y pinchazos en el pecho, consumo o abuso de alcohol y otras drogas, y agotamiento. Incluso aumenta la presión arterial y pueden alterarse otros elementos físicos como el colesterol, la glucemia o el ácido úrico (en definitiva, despersonalización o deshumanización, agotamiento profesional y falta de realización personal) son algunos de los síntomas del trabajador quemado o afectado por el síndrome del desgaste profesional, que en psiquiatría se enmarca en los trastornos adaptativos crónicos.

El remedio para todos estos síntomas es no implicarse demasiado en el trabajo ni poner en él demasiadas expectativas, sabiendo canalizar adecuadamente la entrega al trabajo, y sobretodo, disfrutar de la familia y del tiempo libre. Según indica Rosa Sender, el sujeto que se siente desgastado profesionalmente "tiende a neurotizarse, a rumiar constantemente su problema y se lo lleva a todas partes, por lo que nunca desconecta". Así, su vida gira alrededor del trabajo y de la profunda insatisfacción que le produce. Aparece entonces bajo rendimiento, desinterés, falta de iniciativa, pérdida de ilusiones por promocionarse y desmotivación. Cuando este cuadro adaptativo interfiere de lleno en la vida cotidiana no sólo laboral, sino también familiar y social, es preciso consultar a un especialista. El síndrome de Burnout o síndrome del quemado es la expresión patológica del individuo que se quema por el trabajo o que sufre un desgaste psicológico importante por el desempeño del mismo. Así pues, lo podemos considerar como un grado extremo de estrés laboral o, mejor, como un fallo en los mecanismos adaptativos a este estrés. La sensación de estrés es subjetiva y parece depender de la capacidad de afrontamiento que tenga cada persona pero, en todo caso, parece claro que el estrés es un factor predisponente del burnout, pero no la causa. Se podría hablar de burnout como la respuesta al estrés laboral crónico que se caracteriza por sufrir agotamiento emocional, que se producirá en unas personas y en otras no, a pesar de soportar el mismo estrés laboral, en función de factores como la personalidad, la educación, el nivel cultural, la capacidad de responder a demandas emocionales, etc.

El burnout es una patología derivada del estrés y que nunca aparece de forma instantánea sino que responde a un proceso continuo. Es un estrés crónico experimentado en el contexto laboral. Cuando se trabaja sin ilusión, e incluso con desagrado, con frecuencia se debe a la aparición del síndrome de burnout o síndrome del quemado. Este mal afecta, sobre todo, a aquellos cuyo trabajo tiene una repercusión directa sobre la vida de otras personas y están en permanente contacto con los demás, desbordados por las demandas del público y controlados por la dirección. También puede desencadenarse en ambientes laborales en los que el trabajador se ve sometido a una situación de maltrato, aislamiento o menosprecio (mobbing o acoso moral). Los estudios encuentran que las causas u orígenes del burnout están en el haber experimentado anteriormente elevados niveles de estrés debido a demandas laborales temporales inusuales, relaciones laborales inadecuadas, trabajar con excesos de demanda, sin recursos adecuados, en aislamiento, haber sentido temor a ser objeto de violencia (física o psicológica), desempeñar roles ambiguos, tener las oportunidades de promoción limitadas, carecer de apoyos, etc.

Alonso-Fernández prefiere hacer extensivo este cuadro a todas las profesiones, aunque unas tengan muchos más riesgo que otras. Así, según el tipo de estrés que genere la ocupación laboral, establece una clasificación de los trabajadores quemados: estrés de la competitividad (afecta principalmente a empresarios, directivos); de la creatividad (propio de escritores, artistas, investigadores); de la responsabilidad y entrega (médicos, enfermeras); de las relaciones (servicios en contacto directo con las personas: profesores, funcionarios, vendedores); de la prisa (periodistas); de la expectativa (servidores del orden); del miedo (trabajadores de alto riesgo, fuerzas del orden) y del aburrimiento (trabajos parcelarios, mecánicos, rutinarios y monótonos). "Existen además otros estresores o agentes determinantes del estrés: organización autoritaria y alienante, desplazamiento penoso del hogar al trabajo, inseguridad laboral, temor a perder el empleo, preocupación económica… Todo ello configura un entramado de fenómenos que dan lugar a un trastorno adaptativo crónico, que a menudo acaba en una depresión con unas características muy definidas. Es una depresión anérgica, en la que no se da un humor depresivo, pero sí una falta de ilusión y de motivación y un agotamiento físico y mental que no desaparece con el descanso". Los psicólogos hablan del síndrome de burnout desde los años 70. Éste hace referencia al desgaste profesional, estrés, producido por el desajuste que se da entre las expectativas de cada profesional y la realidad misma del trabajo. Cuando no se consiguen los resultados u objetivos propuestos, a pesar de que haberse intentado por todos los medios y de acuerdo con sus posibilidades, hace su aparición el sentimiento que puede desencadenar el “estar quemado”.

Los profesionales afectados por el síndrome burnout, suelen tener unos rasgos de personalidad comunes: son personas muy optimistas y entregadas al trabajo, idealistas honradas, con iniciativa, independientes… Se da mayormente en mujeres que en hombres; aquellos que no tienen demasiado apoyo familiar, no disponen de pareja o que han empezado en esos momentos su carrera profesional tienen mayores posibilidades de sufrirlo. Gehmeyr dice que la ironía del burnout es que le sucede a la misma persona que previamente era un profesional con mucho entusiasmo, ideas y despliegue de energía. Es el caso de quien abriga expectativas muy altas respecto a la consecución de ciertos objetivos. Transcurre el tiempo sin los resultados esperados y en vez de que el sujeto revise sus objetivos y revalore la realidad, se frustra al insistir en logros que escapan a las posibilidades reales. Este síndrome, se puede medir a través de un cuestionario elaborado por Maslach en 1986. En ocasiones, los afectados llegan a abandonar el puesto de trabajo en el mejor momento de su vida profesional. El estar quemado, aparte de afectar a quien lo sufre directamente, también influye colateralmente en las personas que están alrededor del profesional y que padecen su actitud, que suele ser apática y negativa, mostrándose ariscos y distantes. Los niveles excesivos de estrés pueden tener consecuencias desfavorables, tanto para la organización como para el individuo. Es por esto que su estudio se ha considerado en muchos medios y especialmente desde el punto de vista de la Salud Laboral, importante para salvaguardar el bienestar físico y psíquico del trabajador.

Pero así como ante la exposición ante un riesgo de accidente, existe cierta conciencia preventiva, ante los riesgos psicosociales, donde la exposición a los mismos puede producir daños a la salud igualmente severos, no existe suficiente sensibilidad y sí cierta tolerancia por parte de la mayoría de actores implicados (empresarios, trabajadores, servicios de prevención, técnicos, etc.). Se tiende a percibir como implícito al puesto cualquier carga psíquica o riesgo psicosocial del trabajo, y si en el trabajador se manifiestan algunos de los síntomas enumerados, el resultado tiende a interpretarse en términos de vulnerabilidad individual. Debemos rechazar, como nos describe Byars y Rue, la existencia de falsas creencias en torno al estrés laboral que obstaculizan su adecuado planteamiento. Dichas falsas creencias son:- La situación de “quemado” es sólo una nueva excusa de los perezosos. - Cuando las personas disfrutan realmente con su trabajo, pueden trabajar tanto y durante tanto tiempo como deseen y nunca se sentirán “quemadas”.- Las personas saben cuándo están “quemadas” y, en este caso, lo único que necesitan es dejar el trabajo por unos días o semanas y después volver con nuevos bríos. - Las personas fuertes física y psicológicamente no suelen padecer esta situación. - La situación de “quemado” deriva exclusivamente de una relación con el empleo.

Es Herbert Freudenberger (USA) quien, en 1974, describe por primera vez este síndrome de carácter clínico como "una sensación de fracaso y una experiencia agotadora que resulta de una sobrecarga por exigencias de energía, recursos personales o fuerza espiritual del trabajador". Cristina Maslach (1976) estudió lo que denominaba "pérdida de responsabilidad profesional". En 1986, Maslach y Jackson, lo definen como "un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal, que puede ocurrir entre individuos que trabajan con personas." En 1988 Pines y Aronson proponen una definición más amplia, no restringida a las profesiones de ayuda: "Es el estado de agotamiento mental, físico y emocional, producido por la involucración crónica en el trabajo en situaciones con demandas emocionales". Brill considera que el burnout no se da como consecuencia de un salario insuficiente, o de incompetencia por falta de conocimientos, o debido a las dificultades físicas, ni es consecuencia de cualquier trastorno mental existente y considera además que puede tener lugar en cualquier trabajo. El burnout es una respuesta al estrés cuando fallan las estrategias funcionales de afrontamiento. Se diferencia así esta patología laboral y permite distinguir este fenómeno de otros como el estrés, el desgaste emocional, la fatiga, la ansiedad, etc. Algunos autores plantean la posibilidad de que este síndrome se presente de forma colectiva, destacando en el burnout propiedades de contagio. Finalmente hacemos referencia a la forma en que la Jurisprudencia se enfrenta al “síndrome del quemado”:

Destacamos por su importancia la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de 20 de enero de 2005 (que desestima el recurso interpuesto contra la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 16 de Barcelona, de 27 Diciembre de 2002) y que reconoció que el estrés causado por la desproporción entre esfuerzo y resultados en el trabajo, o síndrome del quemado, es un accidente laboral y no una enfermedad común, porque al margen de la personalidad del afectado, es una patología que se inicia en el ejercicio profesional, que se vincula a él y que se agrava con él. El TSJC aclara que este tipo de dolencias "se gestan de una forma lenta y acumulativa" pero también "se relacionan directamente con el trabajo". El "síndrome del quemado" se define como agotamiento físico, emocional y mental motivado por "un proceso en el que se acumula un estrés excesivo por una desproporción entre la responsabilidad y la capacidad de recuperación" del empleado. Según el tribunal, en este caso el síndrome del "burn out" ha afectado a la trabajadora "estando en el trabajo y como consecuencia del mismo" y le ha ocasionado "un deterioro que actualmente no le permite la actividad laboral". Por este motivo, el tribunal reconoce la incapacidad permanente absoluta de la trabajadora para continuar realizando su trabajo.

No es la primera sentencia sobre esta materia, pero sí ayuda a consolidar la jurisprudencia establecida ya por el Tribunal Supremo, en el caso de un monitor de empleo para disminuidos psíquicos de Guipúzcoa:

“Sexto.- (…) En este tipo de dolencias, una vez diagnosticadas, su propia dinámica obliga, para considerarlas, alejarse del concepto de accidente como lesión súbita o inesperada. Se gestan de forma lenta y acumulativa, tal como viene a establecer la sentencia que hace una correctísima descripción de los síntomas para encajarlos en el caso y se relacionan directamente con el trabajo. El término acuñado por H. J. Freudenberger en 1974 llamado «síndrome del quemado o de agotamiento profesional», se define como agotamiento físico, emocional y mental, causado por involucrarse en situaciones emocionalmente demandantes, durante un tiempo prolongado o como «un proceso en el que se acumula un estrés excesivo por una desproporción entre la responsabilidad y la capacidad de recuperación y gratificación del individuo» (González de Rivera). Se desarrolla gradualmente y pasa por cuatro fases: a) una primera fase idealista, caracterizada por el alto nivel de energía y expectativas depositadas en el trabajo; b) una segunda fase de sobreesfuerzo en la que el individuo advierte que sus esfuerzos no están a la altura de sus expectativas, ni la son reconocidos; c) una tercera fase de desilusión y paralela frustración, en la que aparece la desilusión, acompañada de fatiga, mientras incrementa el esfuerzo invertido esperando todavía una recompensa apropiada, cuya ausencia determina impaciencia e irritabilidad, y d) la fase final de desmoralización, caracterizada por la pérdida de interés en el trabajo y incapacidad de trabajar y de relacionarse socialmente en el entorno laboral. Los síntomas de este trastorno son de carácter tanto físico (fatiga, problemas de sueño, cefaleas, trastornos gastrointestinales), como psicológicos (irritabilidad, ansiedad, depresión, etc.); conductuales (actitud defensiva y agresiva, etc.); absentismo en el trabajo, falta de rendimiento, falta de concentración, aislamiento, etc.; autoestima baja, abandono, melancolía, tristeza, neurosis, psicosis, e idea de suicidio, irritabilidad, aburrimiento, pérdida del idealismo, frustración».

Octavo.- (…) que tiene encaje en el artículo 115 el la LGSS, debiéndose indicar por último que el hecho de que la actora tenga una determinada personalidad, en nada influye para tributarla de la calificación que se hace en la sentencia, virtud de la calificación de accidente…”

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura de 27 Enero de 2005 desestima la pretensión del trabajador por considerar que existe una falta de acreditación de la relación causa efecto entre el trastorno adaptativo con sintomatología ansioso depresiva sufrido por el solicitante y el síndrome del quemado “Cuarto: (…) No obstante, hemos de aclarar, transcribiendo para ello la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 2 de noviembre de 1999 … (que):

"La situación de agotamiento psíquico burn-out, en castellano "estar quemado", es un tipo muy característico de estrés que se da en aquellas profesiones de quienes realizan su trabajo en contacto con otras personas que, por sus características, son sujetos de ayuda (profesores, personal sanitario, asistentes sociales, etc.), y surge al ver el profesional defraudadas sus expectativas al verse imposibilitado de modificar la situación laboral y de poder poner en práctica sus ideas con respecto a cómo debe ser realizado su trabajo. El estudio editado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo … refiere como … el "burn-out", que no surge de manera súbita sino que es un proceso continuo, es un estrés de carácter crónico experimentado en el contexto laboral, que presenta las siguientes características:

-El individuo presenta síntomas de agotamiento emocional, cansancio físico y psicológico.

-En su intento de aliviar esta situación trata de aislarse, desarrollando una actitud fría y despersonalizada en relación con los demás, mostrando una falta de compromiso con el trabajo.

-Se da un sentimiento de inadecuación, incompetencia, ineficacia, etc., de no poder atender debidamente las tareas".

(…) Y por último, en lo que respecta la invocación del artículo 115.3 de la LGSS, en ningún momento consta que la enfermedad surja en el tiempo y lugar de trabajo (…) De lo contrario llegaríamos al absurdo de concluir que todo trastorno de la naturaleza que sufre la trabajadora en el ámbito de la Administración Pública y con fundamento único en su propia organización, derivaría de la contingencia de accidente de trabajo. (…)”.

La Sentencia de la Audiencia Nacional de 21 Noviembre de 2005 considera al contrario que la anterior que, la enfermedad psíquica que padece la interesada se produjo de forma directa e inmediata como consecuencia del trabajo. “Quinto: (…) La resolución hoy impugnada, admite en sus razonamientos jurídicos, la existencia como enfermedad, aun cuando sea común y no haya llegado todavía a la categoría clasificada de enfermedad profesional, del llamado Síndrome de Burnout, recogiendo sus características referenciadas en la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de fecha 2 de noviembre de 1999 de la Sala de lo Social (…) Por todo, ello debe declararse que la enfermedad psíquica que padece la actora … fue producida de forma directa e inmediata como consecuencia del mismo del servicio prestado durante el tiempo que estuvo destinado en …”

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha de 30 Diciembre de 2005 considera probada la relación con el trabajo a través de los informes de médicos y psicólogos que entienden que el origen de la situación de perturbación tanto física como psicológica que padece el trabajador tiene origen laboral en el trabajo “Tercero.- (…) entiende que debe de ser calificada con origen en el trabajo (…) conforme al artículo 115.1 de la Ley General de la Seguridad Social, se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. Concepto que incluye también las lesiones psicológicas, si se acredita que están las mismas producidas por y/o en el trabajo, aunque su etiología sea más compleja y normalmente lenta. Concepto que debe de ser puesto en relación con lo que se añade en el punto 2,e) del mismo precepto, que entiende como tal accidente de trabajo las enfermedades no incluidas dentro del listado de las enfermedades profesionales a que se refiere el artículo 116 de la citada LGSS, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo. Atendiendo a los hechos que han sido declarados probados, parece claro que los expertos, médicos y psicólogos, entienden que el origen de la situación de perturbación tanto física como psicológica que padece el recurrente tiene origen laboral, es decir, en el trabajo, y con origen en años anteriores. Conclusión clínica esta que debe de conducir a que se deba de mantener el claro origen laboral de su situación…”
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Síndrome de Burnout   

Volver arriba Ir abajo
 
Síndrome de Burnout
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El síndrome de la silla vacía
» EL SÍNDROME DEL PAPISMO SUPERLATIVO
» Síndrome del Mutante
» Síndrome de Turner
» Síndrome de Estocolmo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Un foro ZOMBIE de BOMBEROS, con ACTIVIDAD ZERO :: ENLACES en INTERNET :: Quejas olvidadas, la Justicia es ciega-
Cambiar a: