Un foro ZOMBIE de BOMBEROS, con ACTIVIDAD ZERO
El sitio del foro es este, desde 2016
http://bitacorabombero.foroactivo.com/
Un foro ZOMBIE de BOMBEROS, con ACTIVIDAD ZERO

Bomberos ZONA MUERTA
 
PortalÍndiceRegistrarseConectarseFAQBombero en FacebookBitácora de Bombero

Comparte | 
 

 Movilizacion de bomberos y brutalidad y represión política.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado
avatar


MensajeTema: Movilizacion de bomberos y brutalidad y represión política.   10th Abril 2011, 12:59

Nuobi en gallego escribió:
Movilización de Bombeiros o viernes 30 de Outubro de 2009 dende o Parlamento de Galicia ata as oficinas da Xunta en San Caetano, por uns servicios de emerxencias público en Galicia
30 de octubre de 2009, movilización de bomberos desde el Parlamento Gallego a las oficinas de la Xunta (junta) en San Caetano, bajo el lema, por unos servicios de emergencia públicos en Galicia


Noticia emitida en el telediario de TVE sobre la carga policial contra bomberos en la manifestación del 29/01/2010 en A Coruña.


Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado
avatar


MensajeTema: Así trabaja la policía antidisturbios   10th Abril 2011, 13:10

“Así trabaja la policía antidisturbios” se redactó para How Stuff Works, una página educativa estadounidense.
Aunque las tácticas de represión policial son en su mayor parte idénticas, se han modificado algunos fragmentos para adaptarlo al contexto del Estado español. El resto se ha mantenido según el original.
Modernas tácticas antidisturbios

Así trabaja la policía antidisturbios escribió:
Las tácticas empleadas por la policía para el control de disturbios en el pasado eran muy simples: se basaban en el hecho de que la policía estaba casi siempre mejor armada que los manifestantes. Básicamente consistían en formar una línea y cargar contra la multitud. Hoy la policía sigue estando bien armada y pertrechada, pero las tácticas han avanzado significativamente.

Cuando se produce un altercado, la policía se despliega en una formación en cuadrado con un equipo de mando en el centro. El equipo de mando está protegido por los cuatro costados por líneas de agentes desplegados en grupos de 10 ó 12 agentes. También hay un equipo destinado a efectuar arrestos en el centro de ese cuadrado.

Esta unidad táctica es muy móvil y capaz de adaptarse sobre la marcha a los cambios de la situación. Si una amenaza de repente aparece detrás o a un lado de la unidad, entonces la línea de ese lado se convierte en el frente de la unidad. Todo el equipo antidisturbios puede entonces cambiar la dirección a la que se enfrenta sin necesidad de maniobrar excesivamente. También las líneas pueden cubrirse unas a las otras cuando el equipo se desplaza para tomar una posición avanzada. Si la unidad está siendo atacada, el equipo no se mueve al unísono: una línea de agentes carga mientras las otras proporcionan una cobertura o una pantalla física (con los escudos antidisturbios). Entonces otra línea se desplaza a la siguiente posición para emprender de nuevo una carga, y así sucesivamente.

No se pretende que esta formación sea una muralla impenetrable de policías. De hecho, las unidades antidisturbios dejan por lo común vías de escape a los alborotadores para que corran a través suyo. Los agentes pueden adoptar una posición “pasiva”, en la cual se despliegan dejando varios metros entre uno y otro agente. Así, la multitud puede entonces fácilmente pasar a través de “la red” formada. Si un grupo particularmente activo se desplaza hacia los agentes o éstos detectan a algún sospechoso en concreto que quieran arrestar, rápidamente pueden cerrar los huecos y formar una línea cerrada.

A medida que los agentes se desplacen hacia una multitud, goleparán y empujarán a cualquiera que no responda a sus exigencias de irse del lugar en el momento en que la línea frontal llegue a ellos. Si aún así rechazan moverse, la primera línea se abre paso y sigue cargando; cuando el resto de manifestantes están dentro del cuadrado, la unidad se detiene, la primera línea de agente vuelve a formar y los agentes encargados de arrestar a los manifestantes llevan a cabo su tarea. Una vez han terminado, la unidad puede seguir adelante.

Tecnología antidisturbios

Cuando los agentes antidisturbios se pertrechan para entrar en acción, lo primero que hacen es proteger su cuerpo. El equipo completo, conocido como hard tac, consiste en:

* Casco con visera protectora
* Coraza protectora
* Protecciones en el resto del cuerpo (antebrazos, piernas, etcétera)

La protección corporal está fabricada con Lexan®. Lexan® puede ser a prueba de balas si es lo suficientemente grueso, pero para este uso sólo protege contra los objetos arrojados y la metralla de los artefactos incendiarios caseros.

El arma ofensiva más básica de que dispone el agente antidisturbios es la porra. Normalmente tienen entre 24 y 42 pulgadas (60-107 cm.) de longitud y están hechas de madera noble.

La policía tiene una variedad de balas no letales que puede disparar a la multitud, aunque éstas por lo general son consideradas como “menos letales”, porque cualquier cosa disparada desde una pistola puede ser potencialmente mortal. Sin embargo, los agentes antidisturbios están entrenados para utilizar estas armas de modo que se minimice el riesgo de muerte o heridas graves.

Prevención y conflicto

Las actuales unidades antidisturbios reciben nombres como unidades de gestión de la multitud (EE.UU.), unidades de intervención policial – UIP (España) o Brigada Móbil (Catalunya). En vez de “derrotar” a los manifestantes en la batalla, el cometido de esta policía es sólo el de intentar apaciguarlos, atemorizarlos y hacer que regresen a sus hogares. El uso de la fuerza, incluso de la fuerza no letal, es su último recurso.

El primer paso en la “gestión de la multitud” es asegurarse de que no ha lugar un altercado. Aunque a veces los disturbios estallan por sorpresa, están por lo común vinculados a protestas planificadas y huelgas organizadas. Cuando la policía cree que existe el potencial para que una situación así escape a su control, contactan a los organizadores y líderes de la protesta con tiempo, pactan las reglas que los manifestantes habrán de seguir y designan una zona específica para que la protesta tenga lugar. La policía asigna agentes formados especialmente en esta tarea. El objetivo es que la policía haga notar su presencia y trabaje para que todo el mundo esté a salvo.

Incluso cuando los agentes no están de acuerdo con las opiniones de los manifestantes, están entrenados para mantener una actitud objetiva. Los agentes tratan de no ver a los manifestantes como enemigos. Aunque están entrenados para ser educados con las personas de la multitud, se cuidan de aparentar flaqueza alguna. La policía tiene que ser vista como al cargo de la situación en todo momento, incluso cuando están en actitud pasiva y permiten que la multitud opere con las normas que se pactaron de antemano.

A veces, no obstante, estas medidas preventivas no funcionan, y estalla un disturbio a pesar de los esfuerzos de la policía por mantener a todo el mundo tranquilo.

Si no pueden dominar a la multitud y ésta empieza a emprender acciones consideradas como violentas, entonces la policía cambiará a una actitud más agresiva. Sus acciones aquí reflejan el hecho de que casi todos los disturbios están encabezados por unos pocos individuos que creen que tienen algo que ganar con la confrontación violenta. La mayoría de la gente que acude a ellos sólo lo hace porque está sucediendo algo excitante o son transeúntes que son arrastrados por la mentalidad de grupo. Enfrentados a la posibilidad de arresto o enfrentamiento con la policía, la mayoría simplemente escaparán de vuelta a sus hogares.

El primer paso es simplemente la intimidación. Los agentes antidisturbios permanecen en formaciones cerradas y actúan con precisión militar. Cuando forman líneas de agentes que funcionan efectivamente como barreras, los agentes golpean sus porras contra los escudos, gritan, marchan al paso, conectan las sirenas. El resultado puede atemorizar a algunos de los asistentes, pues parece y suena como si un grupo de agentes armados estuviese a punto de aplastarlos inmisericordemente blandiendo sus porras. La verdad es que este espectáculo está diseñado para espantar a tantos manifestantes como se pueda sin que los agentes tengan siquiera que moverse de su sitio, y ello porque la policía no trata de arrestar a todos los manifestantes, que por lo común les superan en número [por lo que no disponen de la logística necesaria para detenciones en masa]. Sus primeros objetivos son quienes encabezan la manifestación, porque con toda probabilidad la multitud se dispersará cuando quienes la encabezan dejan de animarles o son arrestados.

Cuando se llega al punto en que los agentes se enfrentan a los manifestantes, el objetivo sigue siendo dispersar a la multitud. Una combinación de cargas de agentes con, llegada la situación, el uso de gases lacrimógenos, se emplea para dirigir a la multitud en ciertas direcciones o mantenerlas alejadas de una zona concreta. La multitud por lo general nunca es atrapada en un callejón sin salida: siempre se le deja una ruta de escape, pues el objetivo de la policía es, siempre, poner fin a la manifestación.

Fuente: people.howstuffworks.com/riot-control1.htm




Youtube:
www.youtube.com/watch?v=YeEsIm-V1ZA
www.youtube.com/watch?v=nKFe83lVa4M

Prensa España escribió:

Bomberos y antidisturbios, a tortazos
CCOO denuncia el "exceso de violencia" empleada por la Guardia Civil contra los bomberos de la Comunidad de Madrid en la inauguración del parque de Valdemoro

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado
avatar


MensajeTema: Re: Movilizacion de bomberos y brutalidad y represión política.   10th Abril 2011, 13:33

¿Por que se reprime de esta manera (violencia) a gente que se manifiesta pacíficamente reivindicando un mundo más justo? es la reflexión de cabecera del video
59 personas heridas durante un carga policial en una concentración pacifica en las escaleras del congreso para pedir la abolición de la deuda externa. 2 mandos policiales y 3 policías serán juzgados del 9 al 20 de febrero en Madrid.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado
avatar


MensajeTema: El mejor truco del diablo fue convencer al mundo de que no e   10th Abril 2011, 13:45

Primero vinieron a por los comunistas,
Y yo no hablé porque no era comunista.
Después vinieron a por los judíos,
Y yo no hablé porque no era judío.
Después vinieron a por los católicos,
Y yo no hablé porque era protestante.
Después vinieron a por mí, Y para entonces,
ya no quedaba nadie que hablara por mí.

Palabras del Reverendo Martin Niemöller en 1945 a propósito de los Nazis: ¿Y tu, estas dispuesto a hablar?

En este NO-DO de 1950, se termina alegando;
Generalismo Fcº Franco en 1950 escribió:
"las democracias no son mas para nosotros los formulismos hipócritas en que el individuo ha de entregar al político de profesión su voluntad"
Que triste resulta, pasados 70 años de este alegato, comprobar que al final, nuestros enemigos (enemigos de la democracia) no perdieron sino que ganaron en sus dogmas "políticos" ¿por que los agentes anti-disturbios obedecen a los interés políticos mas de las veces que da vergüenza recordar cuando están pensados originalmente para proteger, o eso nos venden al ciudadano de a pie? para que tanta lucha pasada, si hoy la sumisión lenta es total...

En que momento la sociedad actual, en el siglo XXI, en el año 2011, ha entregado su voluntad a estos políticos de profesión tal y como les dictara su maestro dictador de profesión...

Sospechosos Habituales, personaje Verbal Kint interpretado por el oscarizado Kevin Spacey escribió:
El mejor truco del diablo fue convencer al mundo de que no existía...
Cita fílmica parafraseando a un religioso y filósofo francés fallecido a mediados del siglo XX, Antonin-Dalmace Sertillanges, quien afirmó que
"la obra maestra del Demonio ha sido hacer creer a los hombres que él no existe".
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado
avatar


MensajeTema: NOSOTROS LOS ANTIDISTURBIOS Brutalidad y represión   12th Abril 2011, 12:09

Martinez el Facha escribió:
“Así trabaja la policía antidisturbios” se redactó para How Stuff Works, una página educativa estadounidense.
Aunque las tácticas de represión policial son en su mayor parte idénticas, se han modificado algunos fragmentos para adaptarlo al contexto del Estado español. El resto se ha mantenido según el original.
Modernas tácticas antidisturbios

UN CUENTO;
Enseñanza como solución a la violencia escribió:
Un buen día un padre acudió con su hijo al quiosco de prensa a por su Diario de los domingos, cuando le toco turno al señor, se dirigió al "quiosquero";
# ¡Buenas! me puede dar "El País"
A lo que el tendero, que había tenido un mal día con malos modos y sin mediar palabra se lo lanzo alcanzole en la cara del sorprendido cliente.
El niño, de inmediato, entre sobresaltado y ofendido, se dirigió al padre...
@ Padre, es que no vas ha hacer nada... pidiendo respuesta de acción contra el tendero...
El padre medito unos segundos y respondió al hijo;
# Hijo, en serio tu crees que una persona como este tendero, me va a condicionar a como debo de actuar...

En el asunto de la "violencia" como resolución de problemas, hay un circulo vicioso, la "violencia, engendra violencia" nuestros políticos hoy día, los domingos acuden al centro de Madrid a cortar las calles de la capital a ocupar sus televisiones y prensa afín y a usar indebidamente medios como los helicópteros de emergencias en su propio beneficio e imagen política que venden cada 4 años, en contra, supuestamente de la violencia, cuando de lunes a viernes, manda a las fuerzas, en principio del "orden y la ley", los agentes anti-disturbios a resolver las ineficaces gestiones políticas contra sus subordinados a base de "jarabe de palo", así vemos a los anti-disturbios repartiendo "estopa" ante distintos gremios mal-administrados por estos dirigentes políticos de lengua bipedina, que con una punta condenan la violencia, y con otra la ordenan... un poder legitimado en las urnas que se convalida con una sociedad que comparte el mismo defecto de forma, entre no saber lo que quieren, no saber lo que condenan, y desconocer lo que en verdad apoyan.

Como no es oro todo lo que reluce, y la violencia es la justificación y herramienta de los violentos, conozcamos la afinidad del palo que nos mandan los políticos.

Las unidades antidisturbio de la Policía sólo tienen cubierto el 70 por ciento de sus plantillas
Las Unidades de Intervención Policial (UIP) tienen cubierto sólo el 70 por ciento de sus plantillas. El catálogo de puestos de trabajo del Cuerpo Nacional de Policía establece que estos grupos deben estar formados por 2.500 agentes. Sin embargo, a principios de año, sólo había 1.800. Y la cifra va cayendo cada mes que pasa, según han denunciado portavoces de la coalición de la Asociación Nacional de Policía (ANP) y del Sindicato Profesional de Policía Uniformada (SPPU). La sobrecarga de trabajo que soportan estas unidades agrava aún más su ya de por sí precaria situación.

La actual plantilla del Cuerpo Nacional de Policía cubre sólo el 80 por ciento de los puestos contemplados como necesarios en el catálogo de puestos de trabajo. Y en algunos grupos, ese porcentaje es, incluso, más bajo. Es lo que sucede en las Unidades de Intervención Policial (UIP), los conocidos como «antidisturbios», cuyo personal sólo alcanza a ser el 70 por ciento del marcado como idóneo por la administración. En algunas unidades, como la de Barcelona, la situación es especialmente preocupante, pues sólo tiene cubierta su plantilla en un 48 por ciento, según denuncia la coalición ANP-SPPU. En la unidad de Madrid, una de las que más carga de trabajo soporta en toda España, el déficit de agentes ha obligado a reducir los grupos de doce a nueve. En el mejor de los casos, en Valladolid, la media de la plantilla de la UIP es similar a la que tiene el Cuerpo Nacional de Policía.

Difícil mejora

Esta delicada situación, lejos de mejorar, empeorará en los próximos meses, según han reconocido los consultados. La unidad con base en Madrid, que sólo cuenta en la actualidad con 420 de los 616 policías que serían necesarios para su correcto funcionamiento, perderá cuando acabe el presente mes entre 30 y 40 de sus funcionarios. Y lo mismo les sucederá a los equipos de Barcelona u Oviedo, donde la pérdida, no obstante, será sensiblemente inferior.

Tampoco será mejor la situación en cuanto a mandos intermedios, pues, según los denunciantes, la falta de cursos hace que no haya suficientes agentes con esta cualificación para las unidades existentes.

Los sindicatos de la Policía apuntan a la desmoralización de las plantillas por la sobrecarga de trabajo y a las duras condiciones en que se desarrolla el mismo como causas fundamentales de que, cumplidos los tres años que tienen que permanecer como mínimo cuando se unen a estas unidades, los agentes decidan no renovar por otros dos más y vuelvan a sus destinos de origen, sin que los aproximadamente 180 euros mensuales de más que pueden cobrar los policías por estar en estos grupos sean compensación suficiente para permanecer en ellos.

Las Unidades de Intervención fueron creadas originariamente para cumplir siete cometidos específicos:
1º colaborar en la protección de Sus Majestades los Reyes y altas personalidades nacionales y del extranjero;
2º prevenir, mantener y restablecer la seguridad ciudadana en casos excepcionales en que ésta se haya visto alterada;
3º intervenir en grandes concentraciones de masas, 4º. manifestaciones y 5º. espectáculos públicos para mantener el orden;
6º auxiliar en caso de grandes catástrofes y de alertas policiales –por ejemplo, de carácter terrorista–;
7º intervenir en motines y proteger instalaciones que les sean asignadas.

Sin embargo, según la coalición ANP-SPPU, los jefes de los lugares donde prestan servicio las emplean "de manera indiscriminada y, en ocasiones, abusiva", para paliar el endémico déficit que padecen las plantillas de la Policía española, por lo que pueden acabar prestando servicios tan dispares como la expulsión de extranjeros o escoltas, lo que provoca una sobrecarga de trabajo en la mayoría de unidades. Muchos de sus miembros, según los sindicatos, pueden llegar a realizar jornadas laborales de hasta 15 horas y algunos tienen acumulados hasta 30 días de libranza por las jornadas trabajadas. Esta sobrecarga de trabajo repercute de manera negativa en los agentes en un doble aspecto: por un lado, desempeñan su labor, en muchas ocasiones, en condiciones físicas y psicológicas extremas; por otro, al no disponer apenas de tiempo, les es muy complicado recibir cursos de reciclaje y entrenamiento, como determina la normativa.

El horario de trabajo a que deben atenerse estos policías tampoco es mucho mejor, pues están 'colgados' del teléfono todas las tardes para conocer cuál es el horario de la siguiente jornada.

Aunque la coalición ANP-SPPU reconoce que los medios de la unidad han mejorado notablemente en los últimos años, renovándose todo lo relacionado con vestuario, material de controles, equipos de transmisión, etc; los vehículos, fundamentales en unas unidades que se desplazan continuamente y que pueden pasar hasta 200 días al año fuera de sus bases, no están en buen estado. Con más de diez años de antigüedad y 200.000 kilómetros recorridos, no reúnen las medidas de seguridad adecuadas, lo que ha provocado varios incidentes. Un ejemplo. En los últimos meses, las furgonetas de la unidad de Málaga han sufrido doce reventones y, algunas de ellas, han padecido averías aún más graves, como la rotura de frenos en pleno desplazamiento. Peores fueron algunos accidentes mortales que se produjeron en el primer semestre de 2002, durante la Presidencia española de la Unión Europea.
Fuente: La Razón
28.07.2003

La policía desaloja al SAT de Santa Justa (6-SEP-2009)

Los sindicalistas del SAT hicieron esta acción antes de la ocupación del aeropuerto de Málaga

NOSOTROS LOS ANTIDISTURBIOS
ANTIDISTURBIOS escribió:
Somos la última defensa de la Paz y Seguridad, eso nos dice el capitán siempre, nosotros, los antidisturbios, cuidamos y protegemos a todos los ciudadanos de esas hordas de descontentos que quieren alzar su voz contra todos, contra la democracia y paz que nosotros, los antidisturbios, defendemos. No es fácil, nunca lo es, salir vestido como caballero moderno, con todo tipo de prendas para protegernos de esos salvajes que se manifiestan, nosotros, los antidisturbios, tenemos la misión de impedir que destrocen todo, aunque tengamos, nosotros, que destrozarlos, a ellos, culpables de sus propias palizas.
Nosotros, los antidisturbios, sabemos que ellos causarán desmadres, porque sino nuestro trabajo no tiene sentido, nosotros, los antidisturbios, protegemos a toda la sociedad de las palabras de los que se manifiestan, de sus piedras, de sus consignas, de sus desórdenes, nosotros, los antidisturbios, defendemos el statu quo mejor que ninguna otra fuerza policial o armada, nosotros, los antidisturbios, somos como los legionarios romanos ante los bárbaros, la primera y última fuerza contra la barbarie.

Nosotros nos ponemos, armados hasta los dientes y con todo tipo de protección, ante esas turbas de altermundistas, como dicen llamarse, de despojos sociales, como dice nuestro capitán, ellos no son como nosotros, ellos quieren destruir todo lo que nosotros protegemos. ¿Acaso no entienden que cuando les pegamos con las porras, les disparamos con las escopetas de pelotas y les tiramos granadas de gas es para protegerles de todo lo malo que la sociedad les lanza? ¿No se dan cuenta que lo hacemos por su bien? Nosotros defendemos el orden y la sociedad Bien, a los ciudadanos decentes, mientras ellos son el desorden, son lo que no nos deja progresar. Eso dice el capitán. Y yo solo sé obedecer.

Nosotros vamos a las manifestaciones cuando sabemos que habrá problemas, y lo sabemos porque el capitán lo dice. Así que estamos listos a responder cualquier agresión, aunque sea solo verbal, con la mayor severidad posible. Nosotros, los antidisturbios, usamos la violencia solo cuando es necesaria, solo cuando ellos se manifiestan, y solo para evitar que su supuesto pacifismo rompa nuestra pacífica sociedad.

Ellos esperan con piedras, nos provocan. Es cierto que muchos de los problemas iniciados en las grandes manifestaciones parten de infiltrados nuestros, pero es para ir adelantando trabajo, sabemos que ellos lo harán tarde o temprano, y no podemos esperar a que se acerquen al edificio de la gobernación, la alcaldía, o lo que corresponda en cada momento, y lo mejor para cortar el mal mayor es provocar el mal menor. Para que no incendien la sociedad entera nosotros hacemos que alguien prenda fuego a un mero árbol para poder intervenir. Lo hacemos por su bien, incluso por el de los manifestantes, que no entienden que si la batalla es más adelante, donde ellos lo han planeado en secreto, según el Capitán, todo sería peor, habría más heridos. De los nuestros, claro, porque de los suyos siempre hay más heridos.

Llevamos, nosotros, los antidisturbios, muchas armas no letales. Causan muertes, claro, pero no por sí, sino por el uso que les damos, nosotros, los antidisturbios, lo sabemos bien, una pelota de goma no mata salvo que se dispare para que mate, una granada de gas no mata salvo que se tire contra un manifestante, un taser no mata salvo que se use con saña, nosotros solo cometemos pequeños errores, menores, pueden costar una o dos vidas de manifestación a manifestación, o daños irreparables, pero no es culpa de las armas que usamos, nosotros, los antidisturbios, es culpa de los manifestantes que nos obligan a usarlas.

No son ciudadanos manifestándose, son el enemigo que nos quiere destruir, nos recuerda el capitán cada vez que salimos, detrás de los escudos y las tanquetas, a las calles para proteger a los que sí son ciudadanos de bien de todos ellos, los que no quieren respetar nada ni a nadie, que, como dice el capitán, nos oprimen con sus manifestaciones y subversiones, son como los terroristas, pero más cobardes, se ocultan tras el número. Pero nosotros, los antidisturbios, somos valientes, somos casi tantos como ellos, a veces más, y vamos armados. Podemos con ellos porque tenemos la Democracia a nuestro lado, la Verdad y la Razón, todo en mayúscula, como dice el capitán.

Nosotros, los antidisturbios, entendemos que somos la unidad de la policía más importante, porque somos los que mantenemos realmente el orden, el orden de las cosas tal como están, evitamos que gente de bien, decente, tenga que escuchar los reclamos de unos pocos, evitamos el desorden de verdad, evitamos que los verdaderos delincuentes, todo manifestante, retome las calles, somo el último bastión de la civilización.

Nosotros, los antidisturbios, estamos nerviosos, lo admitimos, durante las manifestaciones, el capitán nos ha contado tantas cosas de esos manifestantes que no conocemos que ya sabemos todo lo que tenemos que saber, y es que ellos son muy peligrosos. Por eso a veces golpeamos a ciudadanos que pasan cerca de los hechos, porque nos ponen nerviosos, parece que nos quieren atacar por todos lados, y nosotros, los antidisturbios, sabemos que toda persona es peligrosa, puede causar daños, así que prevenimos el daño inflingiéndolo primero.

Nosotros, los antidisturbios, protegemos la democracia reprimiendo a quienes hacen uso de ella
.

Aviso: Para quien no lo haya pillado, porque alguno habrá, esto es una crítica a esos antidisturbios que solo reprimen sin pensar, que siguen las órdenes de sus jefes incendiarios que solo desean que las fuerzas policiales hagan el trabajo sucio y nos intentan acallar. Pero no lo conseguirán. Los antidisturbios son una buena muestra de lo que los gobernantes quieren de sus fuerzas policiales: Brutalidad y represión.

*Por José María Rodríguez Arias, y no soy un antidisturbio (por si a alguien le quedaba duda).
* http://robinsonesurbanos.org/node/1992
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Movilizacion de bomberos y brutalidad y represión política.   

Volver arriba Ir abajo
 
Movilizacion de bomberos y brutalidad y represión política.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Bomberos sin frontreras llegan los primeros a Haiti
» Imágenes de la represión chavista en Venezuela por las protestas estudiantiles
» Nuevo equipamiento para los bomberos de General Rodríguez
» Chistes que cruzan los límites. Con bomberos así...
» La Policía escolta a los Bomberos en salidas al poblado gitano de O Carqueixo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Un foro ZOMBIE de BOMBEROS, con ACTIVIDAD ZERO :: ENLACES en INTERNET :: Quejas olvidadas, la Justicia es ciega-
Cambiar a: